Visita nuestro canal de video en YoutubeVisita nuestra galería de imágenes en FlickrSíguenos en TwitterÚnete a nosotros en Facebook

Flora y Fauna

Flamencos en el parque natural de Las Salinas

Fauna terrestre

La fauna pitiüsa no presenta gran variedad de especies. Gran parte de la fauna terrestre existente en Ibiza ha sido introducida desde tiempos prehistóricos por el hombre. Entre los endemismos destacan las lagartijas, algunos crustáceos y escarabajos, todos ellos cavernícolas.

Existen pocos mamíferos debido a la insularidad y a la fuerte presión antrópica. Estos suelen ser de pequeño tamaño como el erizo moruno, la gineta, el gato cimarrón, la musaraña, el lirón, el raton, el conejo, la liebre o el murcielago.

Dentro de los reptiles existe una gran variedad de especies entre las que encontramos la sargantana (lagartija de las pitiusas) y el dragón (salamanquesa). En el caso de la sargantana hay muchas especies endémicas que habitan en los islotes de las Pitiusas. También podemos ver algunas tortugas de tierra.

Entre los anfibios destacan la rana y el sapo verde.

La fauna invertebrada contiene algunas especies endémicas de caracoles, escarabajos y abejas.

La mayor diversidad de especies se encuentra en la fauna aérea. Cabe distinguir entre aves residentes y aves migratorias. Entre las aves residentes destacan el cormorán, el xoriguer, la lechuza, el búho (musol), la gaviota, el buitre (voltor), el águila pescadora, el halcón eleonor, la perdiz, la codorniz, el gorrión, el jilguero, el pu-put abubilla, el estornino, la golondrina o el tordo. Entre las aves migratorias hay virots, flamencos, xerraires, garzas o patos.

Fauna Marina

Existe una gran diversidad de fauna marina en las islas. La mayor variedad de especies reside en los litorales rocosos, entre las praderas de posidonia. Doradas, morenas, arañas, meros, pulpos, calamares, barracudas, caballitos o estrellas de mar son algunos de los ejemplares que podemos contemplar bajo estas cristalinas aguas.

La tortuga boba, actualmente en peligro de extinción, conserva en estos mares una de las poblaciones más importantes a nivel nacional.

Además, con un poco de suerte, podemos ver delfines o algún que otro pez volador.

El Podenco Ibicenco

El podenco ibicenco, también llamado ca eivissenc, es una raza canina autóctona de origen desconocido. Algunos expertos coinciden en la hipótesis de que fue introducido en la isla por los fenicios, ya que su imagen aparece, con gran similitud, en los dibujos de los papiros egipcios, por lo que podría descender de alguna especie mediterránea. No hay duda de que es una de las razas más remotas de la tierra debido a la insularidad.

El podenco ibicenco es ante todo un perro de caza, ligero y con una fibrosa anatomía. Pero también es un buen animal de compañía, que muchos usan para la práctica de agility o cross.

Este perro posee su propia asociación de criadores en la isla de Ibiza y existen además varias iniciativas sociales en las que participa esta inteligente raza canina.

Como curiosidad, añadir que en la visita oficial realizada por los Principes de Asturias en 2005 a la isla, las autoridades obsequiaron a los principes un juguetón cachorro de Podenco Ibicenco llamado Valiente.

Flora

El aislamiento del archipiélago balear ha dado lugar a un elevado número de especies vegetales. En la actualidad, hay censadas más de 2.200 especies, muchas de ellas endémicas. Debido al clima Mediterráneo, las plantas reciben una aportación de agua muy estacionada, recogiendo de otoño a invierno el agua para el resto del año. Los suelos son generalmente pobres en materia orgánica, con poco humus y de roca calcárea.

Predominan los bosques de encinas y pinos  asociados a otras especies muy comunes en la isla como el romero, el tomillo, la coscoja, el enebro, el brezo o la estepa  entre otros.

La sabina también se encuentra muy presente en la isla sobre todo en litorales bajos y arenosos. Este árbol es muy utilizado para la fabricación de vigas, muy empleadas en la arquitectura ibicenca.

Algarrobos, higueras, olivos y almendros también son comunes en los campos ibicencos. Los almendros del valle de Santa Inés son visita imprescindible si vienes a Ibiza en primavera. Te sorprenderán sus cientos de árboles en flor, que dan color a este pueblecito.

Las praderas de posidonia

La posidonia oceánica, identificada por muchos erróneamente como un alga, es una planta endémica del Mediterráneo con raíces, tallo, hojas y capaz de producir flores y frutos.

Estas praderas pueblan los fondos marinos  purificando las aguas y aportando oxígeno y materia orgánica que sirve de alimento a muchas especies. Constituyen una rica biodiversidad en la que habitan ejemplares endémicos. Además forman  arrecifes que ejercen de barrera, protegiendo la costa y ayudando a la formación y estabilidad de las playas y sistemas  dunares.  Por otra parte son una importante fuente de biodiversidad, al ser el hábitat de numerosas especies vegetales y animales.

La Reserva Natural de Ses Salines alberga una de las mejores praderas de posidonia del Mediterráneo, tanto por su extensión (desde el Sur de Ibiza hasta el Norte de Formentera), como por su magnífico estado de conservación. En 1999 esta extensión era declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad debido a su gran importancia medioambiental y su buen estado de conservación.

Desde tiempos remotos, la posidonia seca, era usada como abono en los campos de cultivo, y servía como sistema de aislamiento en la construcción de los techos de las casas payesas.

Comparte tu experiencia


Ibiza natural

Imágenes provistas por puroibiza.com a través de
2007 - 2011 © puroibiza.com, la guía on-line de Ibiza y Formentera.
Volver arriba